8 errores a evitar en el comercio electrónico internacional

La mayoría de las empresas españolas han iniciado el camino de la internacionalización, también en el entorno e-commerce, como vía para enfrentar la contracción de la economía española. Aquí tienes algunos errores que debes evitar si no quieres fracasar en el intento.

¡The Inbounder World Tour 2017 ha llegado! Cuatro ciudades han sido los escenarios elegidos en España, Europa y Estados Unidos. Tras el éxito de Madrid la nave The Inbounder llegará a Londres, Nueva York y Milán. Las entradas para Londres del próximo 2 de mayo ya están a la venta. ¡No te quedes en tierra! Sube a la nave #theInbounder

Muchos de los empresarios ven, en el alcance global de los canales digitales, la oportunidad de no depender tanto de la demanda interna. La apuesta por el comercio electrónico internacional permite diversificar riesgo, incrementar facturación o depender menos de una sola economía, pero cuidado, que el camino es más difícil de lo que parece.

Según estimaciones de eMarketer, organismo de investigación de mercados, está previsto que las ventas del comercio electrónico incrementen este año en casi un 20% más a nivel global. Cifras que acreditan la importancia que supone optar por la expansión en muchos de los negocios online.

 

ec.jpg

Estudio internacional sobre eCommerce 2016

(Imagen: es.statista )
 

Aprender de los errores (ajenos)

Cometer errores es inevitable, en eso estamos de acuerdo. Pero si conocemos algunos de los más comunes en el comercio electrónico internacional durante nuestro proceso de expansión, podremos evitarlos.

A continuación, te mostramos un listado de los 8 errores a evitar en el comercio electrónico internacional:

1. No elegir el mercado adecuado para tu producto. El primer error de la mayoría de negocios online que inician un proceso de expansión es elegir mal el mercado o querer abarcar muchos mercados distintos asumiendo que la única adaptación necesaria es el idioma. Lo más importante es determinar si el producto que vas a presentar tiene una oportunidad y en qué mercados puede venderse mejor.

Equivocarse en la elección del mercado puede suponer un fracaso para tu ecommerce. Si cuentas con presupuesto puedes acceder a estudios de mercado sectoriales o incluso contratar asesoría profesional al respecto. Si invertir en investigación no está a tu alcance estudia hábitos de compra, competidores que ya están actuando en el mercado, posibles diferencias culturales que afecten al proceso de compra, etc.

Hay mucha información on line gratuita de organismos sectoriales e instituciones como el ICEX y herramientas como Google trends que pueden serte de gran ayuda para hacer una primera evaluación.

2. No adaptar tu plataforma para la venta internacional. No se trata solo de traducir los contenidos de tu web al idioma del país en el que vas a vender sino de conocer en profundidad a tu consumidor y sus hábitos de compra. Además, también hay que tener en cuenta algunos aspectos técnicos como: trabajar con urls locales de cada mercado, trabajar con estrategias de linkbuilding local y que tu plataforma esté preparada para las transacciones internacionales, entre otros. En definitiva, se trata de que, tanto los usuarios como Google, nos perciban como una plataforma de confianza.

 

4-beneficios-ux-infografia.jpg

(Imagen: ticsyformacion)

 

3. No tener controlada la logística. En el comercio electrónico internacional es muy importante la elección del partner adecuado para que tus envíos y devoluciones sean gestionados en el menor tiempo y con un coste que te permita mantener tu margen de beneficio. Para ello, hay que fijarse en compañías que cuenten con una sólida experiencia en el mercado seleccionado.

4. No fijar adecuadamente el coste de tus productos o servicios. Aquí se trata de fijar el precio adecuado en tus productos o servicios de manera que seas competitivo en el mercado, cubriendo además costes de envío y devolución e impuestos.

5. No manejar de forma apropiada las expectativas del cliente. En el comercio electrónico internacional prima mucho la preocupación del consumidor  de conocer cómo y cuándo recibirá un pedido de compra. Es una de las principales cosas que busca un cliente en un ecommerce. Por tanto, es vital cuidar este aspecto y ofrecer información clara y concisa del producto, forma de pago y plazos de envío y no esconderlo en uno de los apartados de la web en el que apenas tenga visibilidad.

De esta forma sólo conseguirás crear desconfianza en el consumidor y que abandone el proceso de compra.

Además, es primordial ofrecer un servicio de atención al cliente en el idioma del mercado para generar confianza durante el proceso de compra.

6. No ajustar tu plan de marketing al mercado elegido. No para todos los mercados funcionan los mismos canales  y acciones de promoción. Lo que funciona para promover los productos de tu ecommerce en tu país no tiene porqué ser efectivo en otro entorno. Para ello, estudia los hábitos de consumo e información de tu target en el país de destino para adaptar el plan de marketing para tu e-commerce.

7. No definir objetivos a corto plazo. La falta de objetivos puede impedir que tu tienda online no desarrolle su proceso de expansión de forma adecuada en el país de destino. Los objetivos que vayas a definir determinarán qué herramientas necesitas para poder medir dichos objetivos y conocer si se están cumpliendo de manera adecuada o no.

En este aspecto, el truco está en buscar la especialización de la firma en un segmento de mercado concreto y perfectamente definido. Si eres nuevo en esto del comercio electrónico internacional, te recomendamos utilizar la metodología lean (prueba-error y mejora continua), siempre estando atento a los insights que recojas para ir mejorándolos. Asimismo, intenta atraer a nuevos clientes ofreciéndoles una experiencia de usuario sencilla y cercana.

8. No pensar en el cliente, solo en la venta. Uno de los mayores errores que puedes cometer es pensar solo en la venta y no en tus clientes. Está bien que uno de tus objetivos sea incrementar tus ventas, pero no hay que descuidar al usuario. Utilizar un tono cercano y personalizado te ayudará a evitar este error en el comercio electrónico internacional. No olvides que un proceso de compra no finaliza hasta que el cliente final recibe su pedido y muestra su satisfacción. Para ello, ofrece un servicio al cliente eficaz que atienda de forma adecuada las necesidades de tus usuarios del país de destino.

Cualquiera de estos ocho errores puede hacerte fracasar si decides lanzar tu ecommerce al comercio electrónico internacional sin tener las ideas claras y bien definidas de lo que supone dar este paso.

Pon en marcha tu proyecto online internacional de forma segura, estudiando y analizando a tu competencia, contando con un equipo comprometido con tu negocio y definiendo unos objetivos claros y alcanzables.

 

 

¿Aún no te has suscrito a nuestra Newsletter?

¡Tenemos un montón de cosas que contarte! Actualidad, entrevistas, artículos de interés, herramientas imprescindibles, curiosidades… Todo, cada dos semanas en tu buzón.

MJ Millan
MJ Millan
23/06/2016

OMG

¿Aún no te has suscrito a nuestra Newsletter?

¡Tenemos un montón de cosas que contarte! Actualidad, entrevistas, artículos de interés, herramientas imprescindibles, curiosidades… Todo, cada dos semanas en tu buzón.