Cómo implementar un cuadro de mando integral en tu negocio

El magazine Harvard Business Review fue el encargado en darlo a conocer a principios de los años noventa pero fueron sus autores, David Norton y Robert Kaplan, quienes lo pusieron de moda. Hablamos de un concepto que no puede faltar en cualquier organización empresarial que tenga por objeto crecer o mejorar en todos sus ámbitos con la ayuda de la herramienta de Cuadro de Mando Integral (CMI).

¡The Inbounder World Tour 2017 ha llegado! Cuatro ciudades han sido los escenarios elegidos en España, Europa y Estados Unidos. Tras el éxito de Madrid la nave The Inbounder llegará a Londres, Nueva York y Milán. Las entradas para Londres del próximo 2 de mayo ya están a la venta. ¡No te quedes en tierra! Sube a la nave #theInbounder

El CMI surge de la necesidad de establecer un sistema capaz de medir las actividades de una empresa en concepto de su estrategia y visión global de negocio.

 

Pero ¿qué es el CMI? ¡Paciencia, que te lo contamos!

Se conoce como Cuadro de Mando Integral: un método de gestión capaz de medir y controlar, desde un punto de vista genérico, la evolución de las actividades de cualquier empresa así como la evolución de los resultados y el alcance de los objetivos marcados a través de indicadores de control.
 
Asimismo, el CMI suele ser el protagonista en los planes estratégicos de cualquier compañía, puesto que, en su mayoría, tienen por objeto mejorar en todas sus áreas o departamentos así como en el desarrollo de sus actividades. Esta herramienta también ayuda a incrementar la inteligencia empresarial a nivel global de un negocio, ya que contribuye en la toma de decisiones más seguras y en la resolución de posibles imprevistos.

Mediante los indicadores, tanto financieros como generales, se consigue recabar información de vital importancia para conseguir llegar a los objetivos marcados por la empresa, así como al control del desarrollo eficiente de su estrategia.

En líneas generales, el CMI somete a estudio cuatro aspectos de la organización de un negocio, y cada una tiene la misión de resolver una serie de cuestiones:
 

  1. Learning & Growth. Este primer aspecto equivale al estudio del desarrollo y aprendizaje interno de una empresa. ¿Qué áreas o departamentos debemos mejorar?
     

  2. Internal Business, o lo que es lo mismo, el control de los procedimientos internos de un negocio. Aquí nos planteamos ¿en qué tenemos que destacar?
     

  3. Customer, aspecto que analiza la perspectiva desde el punto de vista del cliente. ¿Qué piensan de nuestra marca?
     

  4. Financial, aspecto que somete a estudio la visión financiera de una empresa. ¿Cómo aportamos valor y beneficios a nuestros accionistas?

cmi.jpg
(Imagen: dexon)

 

9 Razones por las que tu empresa necesita un cuadro de mando integral

 

Los beneficios de aplicar esta herramienta en la gestión de tu empresa pueden resumirse en 9 puntos clave:

  1. Visión de negocio. El CMI obtiene información detallada de la evolución de la empresa en todos sus aspectos, accediendo incluso a los indicadores no financieros.

  2. Control de la empresa. Esta herramienta sirve también para evaluar el desarrollo de la compañía, conociendo así que áreas funcionan mejor y cuáles no.

  3. Conexión ‘empresa y estrategia’. Al conocer qué áreas ‘cojean’, se podrá aplicar la estrategia de la compañía a la mejora en todos los aspectos del negocio para conectarlos entre sí y remar hacia una única dirección.

  4. Previsión ‘in so facto’ de posibles pérdidas en la organización.

  5. Analizar nuevas tendencias con el objetivo de obtener un análisis exhaustivo de la evolución del mercado.

  6. Obtén la información más delicada de un modo rápido para solucionarla de inmediato.

  7. Propuesta de estrategias que fortalezcan la toma de decisiones y aseguren la calidad de los resultados.

  8. Consigue efectividad en la conexión interna de la empresa.

  9. Conecta todos los aspectos del negocio promoviendo la eficacia en el área de comunicación de la compañía.

 

160309_diagrama_.jpg


¡Toca ponerlo en marcha!

Antes de aplicar el CMI a la estrategia de una compañía hay que tener en cuenta tres factores:

  • Los indicadores. Gracias a ellos se puede hacer un seguimiento exhaustivo de los objetivos señalados en las tácticas de la compañía, así como la medición de los resultados.  

  • Visibilidad. Esta acción nos dejará ordenar tanto los indicadores como los resultados en un contexto de conexión interna.

  • El aprendizaje a dos niveles: estratégico e individual. Este tercer factor nos dará información sobre las causas que repercuten a los posibles errores internos. Asimismo, podremos localizarlos a su debido tiempo y comunicarlo a todas las áreas del negocio para que trabajen en equipo y así poder controlarlos.
     

Para ‘incrustar’ el CMI dentro de los planes estratégicos de tu compañía solo necesitas esto: Responsabilidad conjunta del personal de tu empresa, Unificación total con la estrategia de tu negocio y marcación clara de los objetivos que ayuden a establecer los indicadores de control para supervisar las causas de las desviaciones internas.

 

 

¿Aún no te has suscrito a nuestra Newsletter?

¡Tenemos un montón de cosas que contarte! Actualidad, entrevistas, artículos de interés, herramientas imprescindibles, curiosidades… Todo, cada dos semanas en tu buzón.

ppenalver
ppenalver
10/03/2016
  • ppenalver@wearemarketing.com 13/9/2016

    ¡Muchas gracias José! Espero que te haya sido útil. Un saludo.

  • jmoreno.robledillo@gmail.com 9/5/2016

    muy aclaratorios los conceptos

OMG

¿Aún no te has suscrito a nuestra Newsletter?

¡Tenemos un montón de cosas que contarte! Actualidad, entrevistas, artículos de interés, herramientas imprescindibles, curiosidades… Todo, cada dos semanas en tu buzón.