Transformación digital: tips para su implementación

Según predicciones de IDC, en 2018, un tercio de las empresas líderes en gran parte de los actuales mercados europeos sufrirá cambios significativos debido a la entrada de nuevos competidores. Todas ellas deben estar preparadas para adaptarse a esta ‘Transformación Digital’. ¿Sabes de qué hablamos?

¡The Inbounder World Tour 2017 ha llegado! Cuatro ciudades han sido los escenarios elegidos en España, Europa y Estados Unidos. Tras el éxito de Madrid, Londres y Nueva York la nave The Inbounder llegará a Milán. Las entradas para Milán del próximo 15 de septiembre ya están a la venta. ¡No te quedes en tierra! Sube a la nave #theInbounder

Son muchas las voces que hablan de una ‘revolución digital’ refiriéndose al momento que estamos viviendo en la actualidad. Es cierto que ‘lo digital’ está transformando la forma de entender y relacionarse en sociedad a todos los niveles. En este escenario, el tejido empresarial también debe adaptarse a estos nuevos procesos si no quiere quedar obsoleto.. Pero, ¿de qué manera hacerlo? Gradualmente todos los procesos que formen una empresa deben vivir esta ‘transformación digital’ en la que algunos se quedarán en el camino, otros se reinventarán y adaptarán y, también, algunos nuevos surgirán basados en nuevas necesidades.

En la actualidad estamos inmersos en un proceso de despliegue de una tecnología disruptiva que está modificando los negocios, pero también la sociedad, como afirman desde Roca Salvatella, expertos en Transformación Digital de negocios y organizaciones.
 

Captura_de_pantalla_2016-04-25_a_las_12.16.05.png

 

(Imagen: Futurizz)

 

Pero, ¿qué es la ‘Transformación Digital’?

En palabras de Roca Salvatella, la transformación digital es ‘la oportunidad estratégica de incorporar nuevas tecnologías, pero sobre todo nuevas lógicas, para que el negocio sea más eficiente y permita nuevas oportunidades’.

En el ámbito de los negocios, esta transformación digital permite mejorar en todos los campos que conforman nuestra empresa gracias a los avances que aporta la tecnología para obtener una mayor ventaja competitiva; ventajas que en un futuro próximo se convertirán en necesidades básicas para cualquier empresa.

 

La Transformación Digital requiere un cambio de mentalidad en el modelo de negocio: de hacer -vender a interactuar- relacionarse. Y para que este cambio se produzca correctamente se necesita de la implicación de todos los activos de la empresa y fijar el objetivo en 3 grandes áreas de trabajo: cliente - negocio - empresa. En todos ellos, la clave son las personas, el centro del modelo, que se conecta a través de múltiples experiencias y canales. Se trata de realizar esta Transformación de una manera flexible y accesible aprovechando todos los recursos humanos calificados.

 

Fases para lograr la transformación digital

 

1. Establecer un plan digital: este plan debe incluir todas aquellas acciones que se vayan a realizar en cada uno de los departamentos que conforman la empresa y para cada una de las personas que forman parte de ella. Saber dónde estamos, hacia dónde queremos ir y qué necesitamos para conseguirlo.
 

2. Preparación digital: esta ‘revolución digital’ requiere de un aprendizaje a través de programas formativos por parte de todo el equipo. Reciclarse, aprender y conocer nuevas metodologías y ponerlas en práctica en las distintas áreas ayudará a que la empresa en su conjunto se adapte a las nuevas necesidades sin sufrir demasiado.

3. Reestructuración: la organización ‘pre-transformación’ ha quedado caduca, por lo que se requiere de un nuevo organigrama que incluya a aquellas figuras que hasta el momento no existían en la empresa, nuevas conexiones entre ellos y nuevas responsabilidades.


Digital_Transformation_Focusedgrowth.png(Imagen: Focused Growth Ptnrs)


4. Nuevos canales de comunicación y venta: estos modelos deben basarse en los nuevos modelos de economía digital en los que los productos y servicios también se reinventan. Es necesario utilizar la experiencia de usuario como ventaja competitiva en estas relaciones.

5. Marketing Automation como canal de medición: toda empresa necesita conocer cuál es el comportamiento de sus clientes para poder mejorar su experiencia. Automatizar los procesos de marketing ayuda a centralizar en un mismo sistema las diferentes etapas por las que pasa un cliente al ponerse en contacto con la empresa: captación, conversión y fidelización. Y, dado su carácter digital, resulta sencillo medir y analizar las acciones, lo que te ayudará a detectar posibles amenazas u oportunidades.

6. Implementación de una ‘cultura empresarial colaborativa’: todas estas fases carecen de sentido si no se apuesta por una ‘cultura colaborativa’ en la que todos los departamentos tengan acceso a la información, una autonomía propia y, cada vez más, un sistema horizontal en la organización.

7. ‘Partner-ship’: en un mundo tan globalizado no tiene sentido aislarse. Abre tu mente empresarial y genera alianzas con expertos que te ayuden a llevar un paso más allá a tu empresa.

 

La ‘Transformación Digital’ necesita romper con todo lo establecido, cuestionarlo y volver a crear de cero. Las empresas deben inventar una nueva cultura en la que intervengan procesos, equipos y estrategias y, para ello, se requiere de formación, de gestión del talento. Se trata, no únicamente de un cambio, sino de una revolución. ¿Recuerdas qué supuso la ‘Revolución Industrial’? Tal vez estemos asistiendo a una ‘revolución digital’, un punto de inflexión en la forma de entender el contexto económico, social y tecnológico en el que vivimos. Y esta ‘revolución’ ha llegado para quedarse. Y evolucionar.

¿Aún no te has suscrito a nuestra Newsletter?

¡Tenemos un montón de cosas que contarte! Actualidad, entrevistas, artículos de interés, herramientas imprescindibles, curiosidades… Todo, cada dos semanas en tu buzón.

ividal
ividal
26/04/2016

OMG

¿Aún no te has suscrito a nuestra Newsletter?

¡Tenemos un montón de cosas que contarte! Actualidad, entrevistas, artículos de interés, herramientas imprescindibles, curiosidades… Todo, cada dos semanas en tu buzón.