Jul 05, 2018
POR LAURA SÁNCHEZ

Entrevista a Rosa García, presidenta y CEO de Siemens España

Home > Entrevista a Rosa García, presidenta y CEO de Siemens España
Tiene más de 25 años de experiencia en el sector tecnológico y cuenta con varios galardones que reconocen su labor directiva. Rosa García habla con nosotros sobre los retos de la transformación digital, de las características que debe tener un gran líder y da consejos sobre cómo adaptarse a esta nueva era.

Licenciada en Matemáticas por la Universidad Autónoma de Madrid, Rosa García ha sido consejera de Acerinox, BME y Bankinter, y ha ocupado cargos de responsabilidad en multinacionales como NEC y WordPerfec. Fue presidenta de Microsoft Ibérica en 2002 y vicepresidenta de Microsoft Western Europe para Consumo & Online en 2008. En octubre de 2011, asumió la presidencia de Siemens España.

Pregunta: En la nueva era digital, muchas compañías se sienten un poco "perdidas" y no saben cómo afrontar su transformación digital. ¿Cuáles deben ser los pasos a seguir para afrontar este proceso de digitalización con éxito?

Respuesta: Lo primero que deben entender estas empresas “perdidas” sobre cómo acometer este proceso es que no llevarlo a cabo puede llevar a que desaparezcan en unos años. Por lo que deben empezar cuanto antes para no quedarse atrás. También es necesario que comprendan que estamos ante un nuevo consumidor, más informado, que no necesita intermediarios y que exige cada vez más un producto personalizado. Una vez asimilada esta nueva realidad que les rodea, creo que es importante que tengan presentes cuatro claves para poder triunfar en la era digital.

La primera clave es que sean capaces de realizar una actividad en tiempo real para poder responder a las necesidades de este nuevo consumidor; en segundo lugar, deben convertirse en compañías infinitas o, lo que es lo mismo, ser capaces de llegar cada vez a más clientes; en tercer lugar, ser empresas magnéticas que atrapen y copen la información; y en último lugar, ser personales, porque deben tener en cuenta que para cada cliente es “su” producto. Y la personalización hoy en día lo es todo.

Pero para llegar a triunfar primero es imprescindible poner el cliente en el centro. Esta es, sin duda, la mejor manera de no equivocarse en la estrategia. Debemos también ser honestos al analizar las fortalezas y vulnerabilidades de nuestra empresa y así poder buscar o crear nuevos modelos de negocio. Y, por supuesto, para afrontar el desafío digital hay que seleccionar a los partners (tecnológicos, de estrategia…) que te van a acompañar en este camino. Así creo que estas empresas encontrarán la hoja de ruta que les permitirá ser más competitivas en este nuevo mundo hiperconectado en el que vivimos.

P.: Inteligencia Artificial, User Experience, robotización... ¿Cuáles son las principales tendencias tecnológicas que reinarán en este 2018?

R.: Evidentemente, las tendencias tecnológicas de este año vendrán marcadas por el avance de la digitalización, ya que desarrollará esas nuevas áreas de negocio emergentes en sectores como la industria, la energía o las infraestructuras. Por eso, probablemente este año los protagonistas sean el Smart Data, la supercomputación, los nuevos materiales, la Impresión 3D y la robótica. Áreas que ya están empezando a despegar y que tienen unas muy positivas expectativas a medio plazo.

Siemens

P.: ¿Y qué proyectos tiene Siemens como impulsor de esta transformación digital?

R.:
Nos hemos convertido en la primera compañía del mundo en establecer 20 centros destinados a desarrollar aplicaciones digitales para sus clientes del sector de la industria. Cada uno de estos centros, denominados Centro de Aplicaciones MindSphere, están distribuidos en un total de 17 países diferentes y estarán especializados en un sector donde la compañía tiene una amplia experiencia.

En la actualidad, 900 desarrolladores de software, especialistas en datos e ingenieros están trabajando junto a nuestros clientes en estos centros para desarrollar innovaciones digitales para el análisis de datos y "machine learning". Estas nuevas soluciones se están desarrollando en nuestra plataforma en la nube de Internet of Things de Siemens, Mindsphere. Con nuestra experiencia global en digitalización y nuestro conocimiento en software industrial, estamos generando importantes beneficios para nuestros clientes. De hecho, durante el año fiscal de 2017, los ingresos procedentes de tecnologías digitales ascendieron a 5.200 millones de euros, de los que 4 mil millones fueron atribuibles a software y 1.200 millones a servicios digitales. Esto corresponde a un 20% de incremento año tras año y significa que Siemens claramente superó el crecimiento del mercado en aproximadamente un 8%.

P.: A pesar de las nuevas posibilidades que ofrece la IA y los robots, entiendo que el factor humano sigue siendo clave en todos los procesos. ¿Cuál es la clave del éxito para aunar Tecnología y Personas?

R.:
Es que no existe lo uno sin lo otro, porque la tecnología por sí sola no cambia nada. Estamos viviendo también una revolución de las personas por lo que la innovación en RRHH también es necesaria como parte de la transición de las empresas hacia la transformación digital. Nuestros empleados nos ayudan a conseguir los objetivos que nos marcamos por lo que debemos adaptar el talento con el que contamos a las necesidades actuales, como por ejemplo contar con mayores skills en tecnología. La digitalización ha cambiado las reglas del mercado laboral y lo que sucederá es que se suprimirán empleos mecánicos de bajo valor, pero traerá nuevos empleos, muchos aún desconocidos, de más valor añadido.

Debemos ser conscientes de que esta nueva realidad en la que vivimos también exige un cambio en nuestra forma de trabajar y en la estructura de la compañía y su modo de organizarse. Debemos ser más ágiles y eficientes, con el objetivo de lograr eliminar las barreras físicas y psicológicas en favor del éxito común. Porque la nueva sociedad digital exige un nuevo liderazgo empresarial.

P.: En su opinión, ¿cuáles son las características o valores que debe tener un gran líder?

R.: Creo que una de las funciones principales de un gran líder es fomentar una nueva forma de gestión basada en la autonomía y la colaboración. Autonomía a la hora de crear un entorno de trabajo tan abierto que cualquiera pueda levantar la mano y decirle al jefe que está equivocado. El manager debe ser quien establezca los objetivos, diseñe la estrategia alineada con la situación actual de la compañía e impulse las acciones necesarias. Pero, al mismo tiempo, debe dar autonomía a los colaboradores para contar con una mayor rapidez en los procesos corporativos.

Un gran líder es el que quiere rodearse de los mejores y dotarles de la formación idónea y de metas claras. Y en cuanto a la colaboración, es una actitud que debe fomentar el gran líder para conseguir que se persiga siempre el éxito conjunto de la empresa, frente al individual de cada colaborador o departamento. Para lo que es necesario que se creen objetivos que fomenten esta cooperación y, a la vez, aprender a medirla. El gran líder debe siempre tener una comunicación clara y directa donde prime la verdad.  Además de saber interpretar los nuevos yacimientos de riqueza, como son ahora el Smart Data, las nuevas tecnologías, innovación, etc. Pero si algo diferencia al gran líder es que siempre debe ser coach de su equipo y embajador de su marca.

Rosa García, presidenta y CEO de Siemens España

P.: ¿Cómo es el día a día de Rosa García? ¿Cómo consigue compatibilizar su vida profesional y personal?

R.:
La conciliación de la vida laboral y personal no solo debe ser posible, sino que es absolutamente necesaria y rentable. E intento predicar con el ejemplo. Entre mis colaboradores quiero a gente motivada, que escuche con positivismo y que no sólo tenga energía, sino que la transmita. Y para ello, es esencial que disfruten de su tiempo libre y que también se sientan realizados fuera del trabajo. Así, conseguiremos una mayor implicación en el proyecto. En Alemania la mayor parte de las oficinas terminan su jornada laboral a las 18:00 y sus índices de productividad hablan por sí solos. En Siemens España nuestra jornada laboral termina igualmente a las 18:00 e implantamos medidas para facilitar la conciliación entre nuestros empleados como el teletrabajo o la flexibilidad horaria.

P.: Siempre se dice que el presente y el futuro de una compañía son sus personas. ¿Qué valores en el cuidado de este talento transmite usted en Siemens?

R.:
Nuestros empleados son los que nos ayudan a conseguir los objetivos que nos marcamos. Por eso en Siemens estamos convencidos de que hay que atraer el talento externo y fomentar el interno para cambiar la cultura corporativa de las empresas. Siemens, desde sus inicios, sigue esta tendencia. Queremos que los empleados sientan la empresa como suya y por eso hemos creado “Ownership Culture”. Una cultura que anima a cada empleado a dar lo mejor de sí mismo con el fin de contribuir al éxito a largo plazo. Esto mismo ocurría en los inicios de Siemens, ya que siempre ha estado liderada por generaciones de propietarios que dedicaban todo su esfuerzo a garantizar la sostenibilidad de la firma. Sabían que cada empleado contribuye en su día a día, a su éxito y, siguiendo esta convicción, hemos querido impulsar esa cultura de propiedad entre todos los colaboradores.

Esta conducta de propiedad es importante para aumentar el rendimiento de nuestro negocio, generar un crecimiento sostenible y superar a nuestros competidores en rendimiento y eficiencia. Se trata de una cultura de pertenencia real, el tipo de cultura propia de un negocio familiar de éxito. Por eso contamos con un programa de acciones donde los empleados son accionistas y no solo en Alemania, sino en otros 60 países de todo el mundo.

views
777
< Post anterior Todos los posts Siguiente post >
Te mereces
el mejor contenido

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de las últimas tendencias digitales

¡Ha llegado el momento de ponerse al día!
Te mereces
el mejor contenido

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de las últimas tendencias digitales

No, gracias. Mi bandeja de entrada está bien así.
Back to top