Inbound Marketing
Sep 28, 2018
POR KRISTEN BAIRD

Las claves del Madrid HUG de septiembre: cómo aplicar Agile y Scrum en Inbound Marketing

Home > Inbound Marketing > Las claves del Madrid HUG de septiembre: cómo aplicar Agile y Scrum en Inbound Marketing
La edición de Madrid HUG de septiembre se centró en demostrar la utilidad de las metodologías ágiles en los proyectos de Inbound Marketing. El encargado de la charla fue Juan Manuel Escuredo, Project Manager Senior y certificado como Scrum Master.

Con la vuelta al cole retomamos los eventos de Madrid HUG, las reuniones de HubSpot que se celebran por todo el mundo y que en Madrid están organizadas por WAM. Para enfocar bien el próximo curso el tema de esta edición se centró en las metodologías de trabajo Agile y Scrum aplicadas al Inbound Marketing.

Las claves del Madrid HUG de septiembre: cómo aplicar Agile y Scrum en Inbound Marketing de We Are Marketing

Así, el 27 de septiembre Juan Manuel Escuredo, Project Manager Senior de WAM y certificado como Scrum Master, se encargó de ofrecer esta charla en el espacio WeWork de Castellana 43. Bajo el título “Cómo aplicar la metodología Agile en Inbound Marketing” explicó a los asistentes las claves para implantar este tipo de metodologías ágiles en equipos de marketing y qué resultados se pueden obtener.

Pero para ello es importante comenzar por el principio y definir qué son las metodologías ágiles, tal y como señaló Escuredo. “Son las que permiten adaptar la metodología de trabajo a las necesidades del proyecto de una forma rápida y eficaz”, explicó. De este modo, en entornos muy cambiantes, como puede ser el marketing, resulta de gran utilidad emplear estos métodos para atender a las necesidades del cliente con agilidad.

La principal clave en las metodologías Agile y Scrum es hacer entregas parciales de proyecto continuamente. De este modo, el cliente se siente cómodo al ver que el equipo está avanzando. Además, de este modo, se trabaja en períodos cortos de tiempo para hacer cada entrega y es posible introducir cambios y novedades con más facilidad.

De hecho, los procesos en la metodología Agile y Scrum son cíclicos. Tal y como explicó Escuredo, se organizan las tareas en sprints, que pueden durar entre una y cuatro semanas, y durante ese tiempo el equipo trabaja en la próxima entrega. Al terminar se envía al cliente y se mantienen una serie de reuniones de retrospectiva para mejorar los procesos en el próximo sprint. Y otra vez vuelta a empezar con el mismo proceso.

“En la metodología Agile, tal y como se indica en su manifiesto, se da más importancia a los individuos y a las interacciones que a los procesos o las herramientas”, señaló. De este modo, se consigue crear un entorno de trabajo agradable y en sintonía con el cliente.

Pero, ¿puede cualquier equipo aplicar la metodología agile? Para que este sistema funcione son necesarios una serie de valores: coraje, foco, compromiso, franqueza, respeto… Además, es importante que cada persona sea autónoma, aprenda a gestionar su propio trabajo y sea multidisciplinar para participar en diferentes partes del proyecto.

Por otro lado, el líder del equipo debe adoptar un papel de facilitador. “Yo todos los días en mis reuniones con el equipo les pregunto lo mismo: ¿qué bloqueos tenéis? Mi misión es ayudarles a hacer sus tareas, pero yo no les digo lo que tienen que hacer porque ellos mismos lo deciden”, explicó.  

Para todo esto son importantes dos aspectos más: las reuniones, tanto entre el equipo y el cliente para hacer seguimientos continuos del estado del proyecto; y las herramientas que ayudan a que la gestión del proyecto sea sencilla, interactiva y en la nube para que todo el mundo pueda acceder a ellas. “En mi equipo utilizamos principalmente TaskRay para llevar control de las tareas, Slack para comunicarnos y Google Drive para compartir documentos”, añadió el experto.

Y los resultados, en cuatro meses, tal y como mostró Escuredo con un caso real, son evidentes. Desde el momento en el que se empieza a trabajar con un cliente se están enviando entregables que tienen un impacto directo sobre los resultados: visitas a la web, más páginas vistas, nuevos leads… Lo que demuestra, por tanto, que las metodologías Agile y Scrum son un buen complemento para el Inbound Marketing.

Después de algunas preguntas de los asistentes a Madrid HUG, se dio paso al networking en el que los asistentes tuvieron la oportunidad de preguntar personalmente sus dudas al experto y conocer a otros profesionales del sector del marketing digital.

views
491
< Post anterior Todos los posts Siguiente post >
Te mereces
el mejor contenido

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de las últimas tendencias digitales

¡Ha llegado el momento de ponerse al día!
Te mereces
el mejor contenido

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de las últimas tendencias digitales

No, gracias. Mi bandeja de entrada está bien así.
Artículos Relacionados
Inbound Marketing

Nov 22, 2018

Por Kristen Baird

Atención al cliente con Service Hub de HubSpot en el último Madrid HUG

Inbound Marketing

Nov 06, 2018

Por Kristen Baird

Madrid HUG de noviembre: la importancia del Customer Service

Inbound Marketing

Oct 08, 2018

Por Pau Klein

Conclusiones del Overbooking Gran Canaria: el Inbound Marketing como multiplicador de leads en el turismo

Back to top