Qué es un brand manager
Branding
Sep 24, 2020
Patricia Peñalver
Digital Project Manager
Contact
twitter google+ email email linkedin linkedin

Por qué tu empresa necesita un brand manager

Home > Branding > Por qué tu empresa necesita un brand manager
En la actualidad los consumidores tienen más información sobre las marcas, son más exigentes y menos fieles, por eso el papel del brand manager se ha vuelto fundamental hoy en día.

Tu empresa. Tu negocio. Tu producto. A estas alturas de la vida eres muy consciente de que en este mundo globalizado ni tu empresa, ni tu negocio ni tu producto te pertenecen. Tú puedes ser el ‘ideador’, fundador, propietario, CEO de tu empresa. Llámalo como quieras. Hoy más que nunca es fundamental conectar con tu público objetivo y transmitir una imagen de marca y valores impecables. Para ello, hay una figura dentro del marketing que es indispensable, el bran manager: un estratega que consiga diferenciar la marca convirtiéndola en la primera opción de los consumidores por encima de tu competencia más directa.

 

Qué es un brand manager

El brand manager es el profesional que se responsabiliza de gestionar la imagen de una marca en el mercado, llevando a cabo acciones que permitan comunicar de manera exitosa la misión, visión y valores de la marca a la audiencia objetivo. 

Las funciones de un brand manager son múltiples y se basan en estrategias de marketing que creen reputación, notoriedad y knowledge de la marca desde un prisma positivo. Un gestor de marca necesita conocer al dedillo los valores de la organización que representa, contar con capacidad de análisis, reacción rápida ante las crisis y un sexto sentido desarrollado a base de trabajo y observación para  identificar las necesidades (presentes o futuras) de los consumidores y adaptarse a ellas. Entonces, ¿qué hace un brand manager? La respuesta es: todo lo necesario para que la marca goce de la mejor imagen posible.  

Es una tarea necesaria porque ahora todos podemos contribuir a ensalzar o - por muy duro que suene - hundir a una empresa. Tenemos a nuestro alcance ‘armas de destrucción masiva’ en cuanto a comunicación se refiere. Basta un tuit bien estructurado, un comentario en un blog o cualquier mención en una red social para que nuestra reputación online se venga abajo. O todo lo contrario.

Estrategia de branding para empresas
 

Para tener una base sólida donde levantar nuestra empresa es indispensable establecer una estrategia de branding que nos haga diferenciarnos del resto. Según Tom Peters, especialista en la materia, los elementos que forman el branding de una empresa son el valor, la credibilidad y la simpatía de la marca. Porque de eso se trata también la gestión de marca, de llegar al público a través de emociones, experiencias, sensaciones.

Si piensas en tu día a día verás la gran cantidad de impactos que te llegan por redes sociales y medios de comunicación, de muy diferentes maneras. Entonces, ¿por qué (casi) siempre nos decantamos por beber el mismo refresco, comprar (o querer comprar) los productos de una marca, etc.? Porque esas mismas marcas nos han contado una historia que nos ha calado y forma parte de nuestra persona. Nos han convertido en embajadores de la misma sin habernos pagado ni un céntimo. Han conectado emocionalmente con nosotros. De eso trata el branding de una empresa.

 

Cómo hacer una estrategia de brand management

A continuación, os dejamos algunas de las funciones principales que un brand manager deberá llevar a cabo para asegurar una mejor gestión de marca:

 

Investiga el mercado y posicionamiento de tu competencia

Antes de dar ningún paso debes saber quién eres, dónde estás y dónde quieres ir. A quién te diriges y, en realidad, a quién quieres hacerlo. Qué ofreces, qué te hace diferente del resto de tu sector, porque deben elegirte a ti y qué mensaje quieres transmitir.

 

Conoce a tu audiencia

Define quién es tu público sabiendo qué es lo que busca y de qué manera. Necesitamos razones para comprar y usar productos, nos gusta sentirnos parte de algo. Construye tu buyer persona (uno o varios) y dirígete a ellos en cada acción de marketing que lleves a cabo. De esta forma conseguirás llegar directamente a la necesidad del cliente estableciendo una relación más humana entre tu audiencia y tu marca.

 

Define tus objetivos 

¿Únicamente quieres vender? Como brand project manager debes saber que lo que más beneficios te reportará a corto y largo plazo es fidelizar a tu público, al mismo tiempo que atraes a nuevos clientes y futuros evangelizadores de tu marca que harán que tu producto se venda con mayor facilidad y menor inversión. Concreta bien tu estrategia.

 

Vende lo que eres: ni más ni menos 

No te lances al mercado con promesas que no podrás cumplir. Que tu mensaje sea cierto y factible es tan importante como que logres conectar con tu público desde el punto de vista emocional. Y sentirse engañado o estafado no gusta a nadie. En palabras de Kari Blanchard, la ex-Directora de estrategia de Future Brand NY, “cuando has logrado atributos como la confianza de tu cliente, es el momento en que empiezas a pensar en él como una persona y no como en un número”. La importancia de tu marca crecerá desde esta perspectiva.

 

5 claves para una gestión de marca exitosa

Para que tu estrategia de branding empresarial sea todo un éxito necesitas mezclar diferentes ingredientes y una pizca de amor que lo condimente. 

  1. Singularidad 

Aporta un valor diferente al mercado. Lo puedes lograr a través del contenido de calidad basado en tu propuesta de valor. De esta forma crearás una ventaja sobre tus competidores y asegurarás la coherencia de tu marca.

Los mejores ejemplos de branding creativo

Source: Tes blendspace

  1. Pasión 

Entre el cliente y tu marca debe surgir una historia de amor. Pero no pasional y fugaz, sino una relación madura que perdure en el tiempo. Y para ello debes cortejar a tu audiencia, atraerla, enamorarla. Así es mucho más fácil que caiga en tus redes.

Para conseguirlo necesitas trabajar duro cada día, ser muy creativo para no aburrir y entusiasmarte. Recuerda, cada día.

 

  1. Coherencia 

Tú estableces tus objetivos, límites y metas. No cambies porque tu audiencia te será fiel si tú le eres fiel a ella. Tus valores te hacen diferente. Si tú no eres coherente con ellos, ¿esperas que lo sean tus clientes?

Un ejemplo para ilustrar esta idea. En 2018 Nike lanzó una nueva campaña para celebrar el 30 aniversario de su icónico “Just do it”. Para ello contó con Colin Kaepernick como protagonista y embajador de la marca, bajo el lema “Cree en algo. Aunque eso signifique sacrificarlo todo”. 

Kaepernick es un jugador de la NFL (la Liga Nacional de Fútbol Americano de los Estados Unidos) envuelto en polémica por sus gestos de protesta contra la brutalidad policial a la comunidad afroamericana en los EE.UU. El hecho de que Nike lo eligiese como embajador de su marca propició un movimiento de boicot en redes sociales (con el hashtag #NikeBoycott) de aquellos que opinaban que Nike eran antipatriotas por elegir a una persona crítica con el racismo del país. 

Sin embargo, y pese a que las acciones de la compañía cayeron casi un 3% en los primeros días, expertos en branding y analistas coinciden en que la campaña fue un éxito porque posicionó a Nike como una marca comprometida con sus valores, que arriesga sin miedo a las consecuencias, y esta polémica revitalizó a la marca y le dio una nueva relevancia. 

 

  1. Visibilidad 

Con Internet no es necesario disponer de grandes presupuestos para llegar al público final. Internet y el Social Media te permite llegar virtualmente a cualquier consumidor si estableces una estrategia correcta. Utiliza los diferentes canales a tu disposición para llegar al consumidor y lograr reconocimiento como una marca distintiva y con éxito.

 

  1. Liderazgo

Manténte alerta y en constante aprendizaje y crecimiento. El mercado no es estático y tú (y tu marca) tampoco puedes serlo. Ve un paso por delante de tus consumidores y adelántate a sus necesidades. Ellos te lo agradecerán con su fidelidad y te posicionarán como líder en el mercado. Es básico llegar a tus clientes potenciales y que estos te vean como único, especial y diferente para dar solución a sus necesidades o problemas, siendo referentes en el sector. Para ello necesitas interactuar con ellos en cada momento y no en función de las campañas que puedas lanzar.

Si tienes en cuenta estos puntos, tu estrategia de branding te permitirá llegar al cliente con un mensaje claro, motivarlo a adquirir tu producto o servicio, conectarlo con los valores de tu marca reforzando la identidad de empresa y diferenciarte de la competencia.

Hacer branding no es poner en marcha una campaña de marketing con una fecha de inicio y otra de fin. El branding requiere una dedicación constante para obtener los frutos deseados, y el brand manager debe comprometerse a fondo con ello.

'Las grandes marcas en lugar de predecir el futuro, lo generan' concluye Andy Stalman, considerado uno de los mejores especialistas en branding de España y Latinoamérica en su libro ‘Brandoffon. El branding del futuro’. Y tú, ¿quieres ser una gran marca?

views zoom copy 17
4961
< Post anterior Todos los posts Siguiente post >
Te mereces el mejor contenido

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de las últimas tendencias digitales

¡Ha llegado el momento de ponerse al día!
Te mereces el mejor contenido

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de las últimas tendencias digitales

No, gracias. Mi bandeja de entrada está bien así.
Artículos Relacionados
Branding

Mar 26, 2020

Por Ricardo Vilardi

Imagen corporativa: no se trata de logos, se trata de marcas

Branding

Aug 29, 2019

Por Ricardo Vilardi

El tono de voz en branding: la siguiente frontera

Branding

Jun 27, 2019

Por Ricardo Vilardi

Experiencia de marca: una tendencia al alza en Cannes Lions 2019