Estrategias de Branding
Branding
Mar 18, 2021
Ricardo Vilardi
Creative Manager
Contact
twitter google+ email email linkedin linkedin

Branding de marca: cómo y por qué debes cuidarlo

Home > Branding > Branding de marca: cómo y por qué debes cuidarlo
Huella, rastro, señal que marca un límite. Estos son los principios etimológicos de lo que llamamos hoy branding. Si entiendes el significado de estas palabras, sabrás que ninguna de ellas es indiferente, sino todo lo contrario. Es el momento de comprender la importancia de una estrategia de branding para tu negocio.

Una marca es algo que va mucho más allá de un logo, una tipografía y  un conjunto de colores. Es una idea, un símbolo, un mensaje y un estilo de vida que atraviesa el límite de nuestra percepción y toca el inconsciente. Obviamente, esto solo se consigue cuando se trabaja bien todo el proceso de imagen de marca.

La creatividad es imprescindible para el óptimo desarrollo de una marca. En el pasado, muchas empresas han desechado la importancia del diseño para convencer a nuevos clientes. Es un error: vivimos expuestos a multitud de estímulos visuales y solo aquellos que realmente tengan una elaboración detrás, alineando el concepto y mensaje con una creatividad apabullante, van a captar la atención de futuros consumidores. Lo verbal y lo visual son inseparables. 

Estrategias de branding para empresas

A todo esto lo llamamos branding y cobra mucho más sentido, ya que este término muestra la necesidad de seguir actuando para que la marca no se muera. Porque las marcas tienen vida propia y, una vez que salen a la luz y empiezan a interactuar con las personas, debemos trabajar en el posicionamiento de marca.

 

Definir la estrategia de branding corporativo

Dentro de una estrategia de Marketing 360º la construcción de marca tiene su espacio propio. Cuando trabajamos en branding digital, es importante tener claros estos puntos, para mantener su esencia a lo largo del tiempo. A continuación, explico algunos de ellos:

  • Category Insights. Ideas o conceptos principales del sector de actividad al que pertenece la marca. Nos pueden ayudar a definir el plan de acción.

  • Entorno competitivo. Estudio de la competencia que pueda afectar al posicionamiento de la marca.

  • Brand Vision. El por qué de la existencia de la marca. Su ‘mantra’.

  • Brand Highest Ground. Sus orígenes y objetivos, cómo nace la marca y qué quiere transmitir.

  • Consumer Experience & Drivers. Qué necesidades debe cubrir esta marca, desde el punto de vista de su target.

  • Reasons to Believe. Valores principales que tiene que transmitir.

  • Brand Ambition. Adónde quiere llegar la marca, un destino objetivo que fijamos y que queremos alcanzar.

  • Human Culture insights. El contexto en el que puede ayudar a las personas y aportar valor.

  • Target. A qué buyer personas va dirigida.

  • Arquetipos de Jung. Un resumen sobre los arquetipos que describió el psicólogo C. G. Jung. Factores aplicados a la marca para ayudar a entender de manera muy intuitiva su esencia, su comportamiento.

  • Personalidad. Cómo actúa o es percibida por su público.

Una vez definidos estos puntos principales, es hora de aplicarlos. Tenemos que llevar a cabo un plan estratégico de branding de marca para cumplir todos los objetivos que nos hemos propuesto.

Cada iteración (repetición de un proceso con la intención de alcanzar un objetivo deseado) actúa con un propósito. Sí, actúa con un propósito. Al principio, supone un valor intangible, pero que a medio plazo se traduce en que no tendremos que pensar tanto en precios sino en ofrecer buenos productos y/o servicios acordes a la imagen corporativa

No hay que crear una identidad de marca de forma egocéntrica, ya que este proceso es bidireccional. La marca debe escuchar a los buyer personas para proporcionarles la inspiración necesaria para seguir enamorando y enganchando. Es una relación one-to-one.

El brand marketing debe tener una historia que contar. Es lo que se conoce como ‘storytelling’: la capacidad de contar una historia que cree un vínculo emocional con su target. Hay un experimento muy interesante que demuestra la fuerza que puede tener una buena historia. Rob Walker y Joshua Glenn hicieron un experimento antropológico. Se llama Significant Objects. Compraron un par de objetos en eBay con precios alrededor de 1,25 dólares. Con ayuda de varios escritores, reescribieron la descripción del producto añadiendo una historia al objeto, y llegaron a venderlos por cerca de 8.000 dólares. Es un buen ejemplo de lo potente que es una buena historia para potenciar las características de la marca.

 

Cómo medir el ROI en branding

Una marca que no se preocupe de medir su ROI no conseguirá un buen posicionamiento. Ante la duda de cómo crear el branding de una marca, ¿cómo sabemos si lo estamos haciendo bien? La respuesta es muy sencilla: como en todas las acciones de marketing digital, se calcula a través de las métricas. Estas son algunas de las más relevantes:

  • Tráfico orgánico, directo o de marca. Visitas tanto de la marca como de tus productos que provienen de buscadores y referral links.

  • Estudio de las visitas a tu web. Estadísticas del número de visitantes y cuánto tiempo permanecen navegando en tu página y secciones de tu página visitan.

  • Audiencia Social. Monitorización de menciones en redes sociales con herramientas como Brandwatch, entre muchas otras.

  • Leads/clientes. Si has realizado una buena campaña de branding, notarás resultados en cuanto a la generación de leads y/o aumento de tus ventas. En este punto, es interesante analizar el ratio de conversión, es decir, qué porcentaje de visitas se convierten en ventas.

 

Branding Digital: inversión de futuro

Como habrás intuido a lo largo de este texto, los canales digitales tienen una importancia inmensa en el branding que se practica a día de hoy. Las marcas necesitan estar presentes y bien posicionadas en la red, contar con perfiles atractivos en las redes sociales estratégicas para su negocio y luchar por atención en un entorno ultracompetitivo como es Internet. 

El contexto actual de pandemia por el Covid-19 ha acelerado los cambios en hábitos de consumo de la población, y la experiencia del consumidor es cada vez más digital. Esto obliga a los Brand manager a priorizar en sus estrategias de marca los canales online en detrimento de (o en combinación con) el offline. El branding digital también tiene una gran relevancia en la percepción de la marca, y un ejemplo claro es Google. Recientemente ha cambiado los logos de la mayoría de sus aplicaciones (Google Drive, Google Calendar, Google Hangouts) para dar paso a Google Workspaces, un conglomerado de sus aplicaciones que pretende integrar el uso de todos los productos y cambiar la idea que tiene el público de ellos como apps independientes. El uso de los mismos colores y el hecho de que, en un primer vistazo, algunos logos sean casi indistinguibles tiene sentido dentro de los objetivos del rebranding de la compañía.

Las empresas que buscan crear valor de marca y presentarse al público con conceptos creativos, diseños trabajados y estrategias redondas, pueden contar con los servicios de We Are Marketing. Somos expertos en ayudar a las compañías a crecer a través de la construcción de una marca sólida.

Contacta con nosotros y trabajaremos contigo para convertir tus puntos fuertes en identidad de marca, que atraiga a más clientes ideales y ayude a tu proyecto a ser reconocida allá donde lo necesite.

views zoom copy 17
5059
< Post anterior Todos los posts Siguiente post >
Te mereces el mejor contenido

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de las últimas tendencias digitales

¡Ha llegado el momento de ponerse al día!
Te mereces el mejor contenido

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de las últimas tendencias digitales

No, gracias. Mi bandeja de entrada está bien así.
Artículos Relacionados
Branding

Sep 24, 2020

Por Patricia Peñalver

Por qué tu empresa necesita un brand manager

Branding

Mar 26, 2020

Por Ricardo Vilardi

Imagen corporativa: no se trata de logos, se trata de marcas

Branding

Aug 29, 2019

Por Ricardo Vilardi

El tono de voz en branding: la siguiente frontera